branding,

Un naming, un logotipo o una identidad corporativa, ¿qué necesitas?

branding,

Un naming, un logotipo o una identidad corporativa, ¿qué necesitas?

Como ya te adelantamos en el home, nos dedicamos al branding, a la construcción integral de la identidad de una marca desde su discurso, su naming, su traducción visual, el desarrollo del logotipo hasta el lenguaje gráfico asociado.

Si le preguntas a nuestras madres que si somos buenos, te dirán que somos los mejores, pero exageraciones a parte, algún premio hemos ganado.

En Mínima Compañía nos encargamos de la creación del documento que recoge las líneas estratégicas de comunicación de una marca, definimos los públicos, los valores, la filosofía corporativa y convertimos estos puntos en objetivos de comunicación. Esta parte más teórica del branding, es fundamental para desarrollar una marca o una identidad de producto o servicio. Incluso el diseño de un packaging requiere un documento previo que defina objetivos y trace las ideas clave.

Sin lugar a dudas, el logotipo es el gran protagonista de una identidad corporativa pero, el branding es mucho más, recoge la totalidad de elementos que comunican desde una misma marca como la papelería comercial, las firmas de correo, la rotulación de espacios comerciales o el packaging.

Desarrollar un logotipo no es sólo un ejercicio artístico, no es una composición basada en el buen gusto. Desarrollar un logotipo que sea funcional y efectivo responde a criterios como legibilidad, capacidad de reproducción de diferentes formatos y a diferentes tamaños, o la diferenciación con el menor número de elementos posible.

Un logotipo se realiza a partir de una retícula, con una compensación de pesos visuales y áreas reservadas para que el diseño se presente en las mejores condiciones ante el público.

Estos aspectos técnicos sólo son perceptibles para profesionales del sector. Sin embargo, estos criterios invisibles marcan la calidad de un logo.

Una vez que tenemos un logotipo necesitamos un lenguaje gráfico que lo acompañe y que complete su identidad. La gama cromática, la utilización de formas geométricas, orgánicas o trazos, o la tipografía complementaria terminarán de trasladar el discurso de la marca a sus públicos.

¿Hablamos de Branding?