Mi tesoro, mi camiseta

Es curioso como una prenda tan simple como una camiseta puede desarrollar tanta devoción. Algunas por su diseño creativo, otras por su mensaje, muchas por su procedencia pero todos hemos tenido una camiseta favorita, esa a la que salvamos del retiro prolongando su existencia aún cuando su color ha mutado y se ha vuelto delgada como una capa de cebolla.

Quizá porque es una prenda en la que caben mensajes textuales, quizá porque coincide con la parte superior del cuerpo y es uno de nuestros puntos para fijar la vista, sea cual sea el motivo una camiseta que nos gusta se luce con orgullo y hasta nos hace sentir más guapos.

Algunas de las piezas más codiciadas provienen de películas, como el modelo “Vote for Pedro” que se popularizó con la película Napoleon Dynamite.

Otras aparecen de momentos inolvidables extraídos de series de televisión, como “Piedra, papel, tijera, lagarto, Spock” de la triunfal The Big Bang Theory.

Un ejemplo de camiseta que causó furor fue en realidad el resultado de un montaje, el actor Ian McKellen posó en una manifestación a favor de los derechos de los homosexuales con una camiseta que decía “Some people are gay. Get over it!” no tardó en publicarse una versión de esa foto en la que aparecía el texto: ” I’m Gandalf and Magneto. Get it over!”. Sólo el podría llevar esa camiseta pero la imagen recorrió miles de sitios en internet.

También encontramos esos juegos de palabras que se convierten en juegos gráficos, como el del actor del EquipoA Mr.T cuyas camisetas pueblan las tiendas de Londres.
Y también tenemos los ejemplos más conceptuales, las camisetas para los sibaritas del humor.

Ser fan de las camisetas es un vicio como otro cualquiera pero tiene una ventaja hoy puedes diseñarte y producir la camiseta de tus sueños, o hacer como las chicas de Wonderful People y crear tu propia línea de camisetas.

Imágenes extraídas de google.

Share it