La reinvención de lo invisible


REINVENTA LO INVISIBLENo, las marcas ya no son lo que eran. Se acabó el branding uniformador. Ya no es tiempo de mensajes monolíticos, ni de discursos unidireccionales. El consumidor quiere poder sobre la marca. Y lo tendrá, o la marca fracasará.El consumidor reclama su propia identidad, y la reclama también en los bienes o servicios que consume. Porque así, consumiendo, construye su singularidad. Lo llaman micro-segmentación del mercado: a un individuo, una necesidad.Las marcas deben responder a este nuevo modelo. Deben aprender a individualizar su comunicación, apuntando al territorio invisible de los valores. Pero si trabajamos desde los elementos visuales de la marca ¿cómo se puede actuar sobre lo que no se ve, sobre lo que es invisible?Pues porque lo invisible fluye en lo visible. La marca es un soporte de valores corporativos. Eso ya lo sabíamos. Su misión es dar visibilidad a los conceptos sencillos y transparentes que persigue el nuevo consumidor. Sin embargo, ahora hay que segmentar esa información. Hay que modularla para cada individuo y no para el conjunto de individuos. Todo ello debe tener una traducción sobre lo visible. Y eso sólo se puede hacer desde la flexibilidad, desde la innovación, desde el talento. Es una manera radicalmente nueva de hacer las cosas. Es la reinvención de lo invisible.



Share it